30 de April del 2018

¿Cómo proteger a tu mascota en primavera? en seguros araujo araujo motor

Si bien solemos pensar que la época del año más peligrosa, para la salud y seguridad de nuestra mascota es el invierno, con la llegada del buen tiempo también deberemos extremar nuestras precauciones en su cuidado.
El comienzo de la primavera supone, en el caso especial de los perros y los gatos, un mayor contacto con el exterior de tu vivienda, incrementándose así las posibilidades de sufrir un accidente o contagiarse de diversas enfermedades:
Efectos de las alergias; como ocurre también en el caso de los humanos, el incremento de partículas de polen en el ambiente durante los primeros meses de la primavera implica un mayor riesgo de que tu mascota se vea afectada por una reacción alérgica. En caso de que observes que se incrementa su lagrimeo, que tiene una mayor tendencia a estornudar o se encuentra más pasivo y débil, será recomendable que acudas a tu veterinario de confianza para que pueda realizarle una revisión y las pruebas necesarias para detectar qué le ocurre realmente.
Plantas urticantes; además, debes tener en cuenta que, si tu mascota suele disfrutar de un mayor contacto con la naturaleza, existen un gran número de especies botánicas que disponen de sustancias venenosas o urticantes para no ser devoradas y que pueden causarle una intoxicación, sobre todo cuando son cachorros. Para evitar que tanto las partículas de polen como restos de estas plantas puedan quedarse adheridas a su pelaje, será preciso que te plantees cortarles el pelo, lo que además le permitirá disfrutar de una mayor comodidad ante el aumento de las temperaturas.
Picaduras de insectos y otras especies; el incremento de las temperaturas también supone una mayor presencia de insectos y otras especies animales, como arañas, avispas, abejas, pulgas o garrapatas, que pueden provocarle reacciones en caso de picadura o si son ingeridas por accidente, generando inflamaciones en las vías digestivas y respiratorias. En este sentido, será conveniente que prestes un especial cuidado en aquellas zonas en las que proliferan durante esta época especies altamente peligrosas, como la procesionaria, ya que la reacción que provoca su contacto puede llegar a causarle, incluso, la muerte.
Leishmaniosis; en consonancia con el aspecto anterior, será conveniente que alejes a tu mascota de aquellas zonas en las que haya aguas estancadas o mayor acumulación de suciedad, ya que es donde existe una mayor concentración de mosquitos, principales responsables de la transmisión de esta enfermedad.
Además de esta medida, puedes aplicar a tu mascota productos repelentes específicamente fabricados para esta dolencia, así como incrementar el uso de artículos desparasitantes en relación a otras épocas del año.
Los principales síntomas de la leishmaniosis radican en la aparición de hemorragias nasales, pérdida de peso, diarreas o caída de pelo, por lo que, en caso de que esto ocurra, deberás llevar a tu mascota a un servicio de urgencias veterinarias lo antes posible.
Como siempre, te recordamos que tienes a tu disposición el seguro para mascotas de Santévet, que te ayudará en caso de que tus animales tengan algún problema.
 
seguros@araujomotor.es