6 de April del 2018

Rubens, talentoso pintor de bocetos

Os gustara saber.
 
Desde hoy y hasta el próximo 5 de agosto podemos descubrir en el Museo del Prado una de las facetas más desconocidas de Rubens, la de pintor de bocetos. Además de ser uno de los pintores barrocos más importantes de la Historia del Arte, Rubens convirtió el boceto al óleo en una parte fundamental de su proceso creativo.
 
Mientras que apenas conocemos unos pocos bocetos de sus antecesores, actualmente se conservan cerca de 500 pintados por él, que le legitiman como el pintor de bocetos más importante de Europa.
 
La exposición Rubens. Pintor de Bocetos, patrocinada por la Fundación AXA en el Museo del Prado, pretende llamar la atención sobre el protagonismo de Rubens en la historia del boceto y también ayudarnos a comprender mejor sus peculiaridades como bocetista.
 
La exposición
La exposición ha logrado reunir 82 bocetos procedentes de importantes instituciones de todo el mundo como el Louvre, el Hermitage, la National Gallery o el Metropolitan de Nueva York, junto a una selección de los conservados en el Prado y el Museum Boijmans Van Beuningen de Róterdam -dos de las mayores colecciones que existen-.
 
Además, se incluyen cinco pequeños bocetos para las Pinturas del techo de la iglesia de los jesuitas de Amberes de los museos Ashmolean en Oxford, Boijmans en Róterdam, la galería Národni en Praga y la Gemäldegalerie de Viena; la Serie de Aquiles, que se completa en la Galería Central del edificio Villanueva donde se expondrá un boceto propiedad del Fitzwilliam Museum de Cambridge junto a la pintura Aquiles descubierto por Ulises y Diomedes de Rubens y taller, del Prado; y la Serie de la Eucaristía conservada por el Prado y a la que se une un boceto procedente del Art Institute de Chicago.
 
También se muestra por primera vez al público una copia manuscrita de un cuaderno perdido de Rubens que incluía textos y dibujos, conocido como Manuscrito Bordes. Se trata del más importante de las cuatro copias conservadas, ya que además de ser una copia directa del original conserva dos dibujos originales del maestro, uno de los cuales es el estudio del colosal Hércules Farnesio.
 
Pedro Pablo Rubens
La práctica de pintar bocetos al óleo como parte de la preparación de un cuadro se inició en Italia en el siglo XVI. Los primeros artistas en llevarla a cabo lo hicieron en muy contadas ocasiones porque utilizaban sobre todo el dibujo para preparar sus obras. En este sentido, la innovadora aportación de Rubens consistió en ampliar ese proceso preparatorio incluyendo sistemáticamente imágenes pintadas al óleo y en soportes más duraderos que el papel.
 
Rubens los realizó por distintos motivos: para probar diferentes ideas para una composición o una figura, como muestras para presentar a un cliente, o como diseños para altares, portadas de libros, estampas, partes de un edificio o construcciones efímeras. Dependiendo de la función del boceto, y también del momento de su carrera en que los pintó, estas obras varían sorprendentemente tanto por su nivel de acabado como por su tamaño.
 
En definitiva, ¡que no te puedes perder la exposición de la primavera en Madrid! Toda la información en la web del Museo del Prado.