13 de April del 2018

Tú seguro de responsabilidad civil en seguros@araujomotor.es

 
Cuando se desarrollan actividades profesionales, todos podemos equivocarnos u omitir asuntos importantes, que a veces acarrean graves consecuencias. Sin ir más lejos, basta imaginar a un traductor cometiendo un error en la traducción de un manual de instrucciones de un equipo importante para una planta industrial, o a un abogado que olvide alguna prueba importante en un litigio y haga perder tiempo al cliente o, peor aún, el caso completo.
 
Por este motivo, el mejor aliado de una empresa para el desarrollo de sus actividades profesionales es contar con un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional, ya que los seguros de Responsabilidad civil General no cubren los errores o negligencias que los profesionales pueden cometer en su actividad. Para ello es necesaria la contratación de un seguro de Responsabilidad Civil Profesional.
 
Es importante comprender esta diferencia porque muchos profesionales realizan actividades que necesitan contar con un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional y, en cambio, sólo poseen uno de Responsabilidad Civil General. Sin embargo, son muchas las actividades que, aunque no sea obligatorio para todas, sí necesitan disponer de un seguro específicamente para las actividades que desarrollan.
 
Dichas actividades abarcan sectores muy amplios y van desde los servicios de consultoría, traducciones, diseño, fotografía, arquitectura, ingeniería y asistencia legal, hasta servicios relacionados con la propiedad intelectual, entre otros.
 
Aun cuando un profesional acumule mucha experiencia, la mejor decisión que puede tomar es la de protegerse en caso de reclamaciones. Es por esto que muchos profesionales, a los cuales sí les interesa cuidar su imagen, consideran que tener un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional equivale a tener un seguro de vida empresarial.
 
Además de lo que hemos mencionado, si eres una empresa o un autónomo que desarrolla alguna actividad profesional, también necesitas un Seguro de Responsabilidad, específicamente para tu labor, por otras razones, tales como:
1- Proteger tu inversión: la cual muchas veces implica una suma alta de dinero, ya que atravesar un proceso de reclamación por parte de un cliente podría incluso llevar a la quiebra a tu empresa u obligarte al cese de actividades. Conjuntamente con la inversión, también es recomendable proteger el tiempo invertido.
2- Tu propia tranquilidad: al saber que, pase lo que pase, su patrimonio siempre estará a salvo.
3- Confianza en el cliente: puesto que los clientes también pueden percibir el compromiso por parte dl profesional, y esto les hace sentir más seguros al momento de contratar un servicio.
4- Diferenciarte de otros profesionales: Ofrecer un seguro al cliente transmite más seriedad y te da autoridad en el sector. De esta manera, los clientes sentirán más confianza para contratar tus servicios.